domingo, 21 de diciembre de 2008

Animarse



San Lorenzo se animó. Este 2008 fue el año en donde San Lorenzo se animó.
Se asomó a la Copa Libertadores, se le plantó a quienes manejan el negocio del fútbol y a quienes asociados a ellos son merecedores de privilegios. A River lo cacheteó todo el año, a Boca lo puso en la incómoda situación de un desempate mafioso. También se animó a gritar por la Vuelta a Boedo, mérito absoluto de sus hinchas. Y quedó flotando la sensación inequívoca de que cuando San Lorenzo se anima es difícil frenarlo, tan difícil que se nota.



El año comenzó con Ramón y la ilusión de la Copa, hubo que defender al riojano de las garras de Aguilar, presidente del peor River de la historia. Que no queden dudas, si Aguilar ganaba aquella pulseada River no hubiera mirado el Apertura desde el fondo. Meses después se intentó pelear el campeonato y se llegó a instancias casi gloriosas en el torneo continental, despachamos a las Gallinas y nos mancamos con Liga de Quito tropezando con los premios que se repartió un plantel perdedor, al fin y al cabo.

Maradona sabe que la pelota no se mancha, pero el vestuario sí se mancha (el musgo tiene el mismo color del dolar).

Todos los cuervos que festejamos la Copa por adelantado aquella noche del Monumental y creimos que la desilución en Ecuador sería ya la mayor del año nos equivocamos, al destino no le gusta ser toreado y a la AFA tampoco.



San Lorenzo nunca ganó un Apertura y hace bastante que no repite vuelta olímpica en años consecutivos. Y así será mientras trate de guapear al Sistema. Sin limpieza, el vestuario siguió corrupto. Se arreglaron premios para un plantel bien formado en caso de salir campeones ya con Miguel Russo como entrenador. Se volvió a sentir el gustito de la gloria en el paladar. San Lorenzo se despachó a varios rivales con fútbol de alto vuelo, y entonces... hay que renegociar, somos unos fenómenos! La negociación fue dura, tanto que resucitamos a muertos como Tigre, Boca, Lanús y suerte que Racing es Racing porque hasta Racing se nos hubiera arrimado. Y será que en San Lorenzo hay gente con ganas de tirar la plata antes de pasar la escoba, será que la reacción llegó a tiempo, San Lorenzo paseó a Huracán, a Independiente y se le animó de vista al Bicho, llegó primero al final del Torneo. Más abajo por diferencia de goles e igualdad de puntos llegaron los Bosteros (ayudados por la AFA) y el Matador de la B. De esta manera San Lorenzo le dio la chance a dos equipos irregulares e inferiores para disputar un todos contra todos que corone solo a uno.
Uno se pregunta entonces por qué si San Lorenzo fue primero, la definición la organizó Boca. Y se lo preguntamos a los dirigentes de San Lorenzo. ¿Por qué?




Este año vimos a un San Lorenzo con ansias de protagonismo ya desde el mercado de pases. Reteniendo a un técnico prestigioso primero, contratando a otro de gran nivel, repatriando "europeos" como Bergessio, Solari, D'Alessandro, Ledesma, reteniendo la base formada con Orión, Silvera, Méndez, Chaco Torres,etc.

Este plantel estuvo, en lo deportivo, a la altura de las ciscunstancias. En la Copa Libertadores tuvo noches épicas como Potosí y el 8M. Mientras dio batalla en el Clausura hasta el final. En el Apertura fue puntero durante gran parte del torneo y llegó en esa posición hasta el final. En lo moral, este San Lorenzo nos deja a todos los cuervos con angustia y depresión, queda en el aire la nostalgia propia de quien tiene la certeza de que con otro plantel (o con el mismo aprendiendo de los errores) se hubiera alcanzado el objetivo. En lo moral, siempre hay uno más hijo de puta que vos. Y el San Lorenzo que se presentó a jugar el Triangular que organizaron Boca y la AFA trató de limpiar su imagen amparado en esta última definición, la excusa es que no le podés ganar al jefe si te invita a jugar al tenis. Pero si llegamos a la quinta del jefe es por culpa de los once empleados que negaron los designios de grandeza que soñó Lorenzo Massa hace 100 años.



Pareciera que esta vez no fuimos desde atrás para ver qué pasa, con un equipo humilde y un técnico todo terreno. Esta vez se intentó dar el salto de calidad. Pareciera que sólo Boca y con la ayuda de los árbitros, pudo tocarnos el culo. Con dirigentes más capaces y menos hipócritas (léase con conpromiso para defender nuestra Institución ya sea cuando Boca nos caga en un sorteo, ya sea cuando Grondona sugiere que nos quedemos en Pompeya), con líderes positivos en el plantel, con hambre de gloria deportiva y no financiera, que aprendan de las cagadas propias para no repetirlas, con ganas de ser los mejores porque la historia del club así lo demanda, este es el camino que debemos continuar.



Hay que corregir muchas cosas de acá al 2009, no falta tanto y es fundamental entender que este año se les introdujo un dedo en el culo a muchos, es por eso que los forzamos al papelón de navidad. Nos mataron desde los escritorios y lo aceptamos sin chistar (perdón, nuestros representantes en la AFA se la comieron doblada, no así la Gloriosa que se hizo escuchar: "pagan y pagan, pagan y pagan, para salir campeón").

Sigamos buscando la gloria, sin esperar las migajas, River se va a poner de pie, Boca va por Bianchi (y si no lo tiene a Laverni, Baldassi, Lunatti, Maglio...), Racing vuelve a ser un club de los socios (algo que a Julito Grondona le conviene para poder meter mano y cobrar el diezmo) y el Rojo vuelve a ser local, el año que viene no hay que aflojar, hay que demostrar que el 2008 no fue un espejismo. Que nos ganamos un lugar a fuerza de sacrificio y que si no fue completo es por culpa de la corrupción que invade a dirigentes (propios y ajenos) y a jugadores que transpiraron la camiseta cuando ya era tarde. Sigamos luchando contra la uruguayización del fútbol, no dejemos que nos corran del podio a la fuerza, ayudando a Boca para cuidarle el lugar a River, su prostituta.. Hay que doblegar esfuerzos, la gloria llegará pero no es gratis, hay que revolucionar. Y sobre todas las cosas no perder el foco, hay que volver a Boedo.



Este año nos dejó algunas respuestas, sabemos que si nos animamos les duele, pero fundamentalmente sabemos que podemos. Sabemos que los dirigentes se ponen una máscara para hablar de Boedo, que no nos pueden mirar de frente, que nos mandaron al muere en la AFA para definir el Apertura, que Savino fue la señora de Crespi en el sorteo que nunca se sabrá si existió. Sabemos que descolgaron una bandera de 100 metros, sinónimo de unidad cuerva en un reclamos genuino por recuperar nuestro patrimonio en el barrio de Boedo, porque la tildaron de mufa, en Avellaneda el mufa fuiste vos Viesca, por qué no te sacan? Sabemos que va a ser difícil, que cada logro es una revolución,pero hay que luchar.

Es el camino que elegimos cuando nos enamoramos de estos colores.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

CASLA = Club Atletico Somos LLorones y Amargos

Dejen de Llorar.. son unos maricones..

Cuando iban 1º los arbitros eran buenisimos y el torneo era transparente.. cuando empezaron a caer todos empezaron a hablar de cualkier cosa, volvieron a pedir que tal o cual arbitro no los dirigiera, que tal le pago a fulano, que lo ayudaban a mengano, pero se olvidaron que fueron los mismos que los dirigieron y se equivocaron con uds.. pero claro el equipo juega mal y hay que echarle la culpa a otro..

Tuvo que venir Tinelli y poner mucha $$$$$$ para que SL saliera de la nada.. asi que los mafiosos son uds.. Tinelli practicamente les compro el club.. uds son los que lo quieren ganar a fuerza de billetes..

Ricardo dijo...

Que culpa tiene Grondona cuando su equipito se cago en las patas y arrugo luego que Boca le ganara al ultimo ¿eh? A llorar a la iglesia club amargo sin libertadores de america.